top of page
  • jarnogo

Estado de la Nación desnuda gobierno de Chaves

Desempleo, Desigualdad, Falta de oportunidades y Pérdida de rumbo, lo señalado en el informe 29.

Jarmon Noguera González | redaccion@cronica.cr


Esta mañana el Programa Estado de la Nación, presentó la edición número 29 del Estado de la Nación, en el que desnudó el gobierno de Rodrigo Chaves y mostró datos nada alentadores para el país que todos queremos.


Leonardo Merino, coordinador general del informe, expresó que “Nuestra sociedad ha perdido la capacidad de prever, de anticipar problemas y hacer lo necesario para garantizar un mejor futuro para todos y todas. Ese es el mensaje de la portada: la capacidad de previsión ante los tiempos turbulentos que vivimos ocupa un lugar central”.


Dentro de esto, uno de los problemas es la desigualdad, se está logrando un crecimiento económico, sí pero no uno que beneficie a todos por igual, sino que se da en zonas francas, donde trabaja la minoría de las personas y no genera ingresos al Estado.


Además, esto se concentra en el centro del país pero excluye a las zonas alejadas, a las costeras, a las fronterizas, donde no se ve desarrollo económico.


En este punto se da un fenómeno muy curioso y es que se amplía brecha entre producción y empleo, es decir hay más producción, pero menos puestos laborales.



Pese a que el desempleo baja, es porque menos personas buscan trabajo, simplemente porque no ven oportunidad y se cansan de salir a intentarlo.



Según el Informe, esta situación está incidiendo en el aumento de la violencia homicida, pero también en hogares, y todo porque al no conseguir empleo, muchas veces la delincuencia, las drogas son la salida que termina en situaciones lamentables.


Estos índices ponen a Costa Rica como uno de los más desiguales de la región e incluso de la OCDE, por lo que urge tomar decisiones.


“Si queremos hacer algo, hemos dicho, hay que poner las luces largas. Sobre cumplir la promesa costarricense: democracia, producción, distribución, ambiente, educación y trabajo. No son palabras de una Constitución: son derechos, obligaciones que cumplir, para esta y las futuras generaciones”, concluyó Merino.

41 visualizaciones
bottom of page